Todo el personal del hospital San Bernardo será testeado para COVID-19

El hospital San Bernardo está realizando test serológicos a su personal, con la finalidad de tener un diagnóstico preciso de la situación del recurso humano con respecto a COVID-19 y conocer con qué personal se cuenta para el desarrollo de las actividades propias de cada servicio hospitalario.

En ese sentido, se testeará a la totalidad de los trabajadores. En una primera instancia, se realizan pruebas de IgG para detectar la presencia de anticuerpos contra SARS-CoV-2, lo que implica que la persona ya tuvo COVID-19. Posteriormente, a quienes arrojen resultado negativo se les practicará una prueba de PCR para detectar infección aguda.

Son aproximadamente 1900 las personas que serán testeadas para evaluar la tasa de circulación viral entre el personal hospitalario. El objetivo es detectar trabajadores que puedan estar cursando la enfermedad como asintomáticos, para adoptar medidas sanitarias y controlar la cadena de transmisión.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria por COVID-19 el comité de emergencia hospitalaria del hospital San Bernardo planificó estrategias que se llevarían a cabo de acuerdo a la evolución de la pandemia que se definió en base a tres posibles escenarios (leve, moderado y grave).

A fin de coordinar y operativizar los testeos, durante los últimos meses desde el nosocomio se gestionó la compra de insumos, la adquisición del equipamiento necesario y se reorganizó y capacitó al personal. Remarcando que los testeos se efectúan en base al análisis y evaluación del escenario y situación epidemiológica actual.

Ante la situación epidemiologia actual “estamos atravesando, claramente un escenario grave, en la previsión de este escenario se tomó en consideración la atención que se brinda al personal del hospital, la cual se fue adaptando a los cambios del contexto impredecibles de la pandemia” manifestó Pablo Salomón.

Dentro de estas medidas se ofrece a nuestro personal de salud cobertura médica, seguimiento epidemiológico y contención psicológica.

Consultorios médicos: Los trabajadores con sintomatología o sospecha de contagio de COVID-19 tienen acceso a consultorios médicos que efectúan consultas telefónicas o presenciales dependiendo de la necesidad de cada caso particular.

Seguimiento epidemiológico: profesionales realizan evaluación y control de la evolución, actualmente se efectuó seguimiento a más de 500 trabajadores refiriendo en caso de ser necesario a consulta médica o psicológica.

Contención psicológica: profesionales médicos y psicólogos están atendiendo pacientes en aislamiento preventivo obligatorio como así también a cualquier trabajador que lo demande.

Sobre el Testeo Masivo:

En una primera instancia se realizará a la totalidad de los trabajadores (aproximadamente 1900) una prueba para detectar la presencia del anticuerpo IgG contra el SARS-CoV-2 que permitirá evaluar la tasa de circulación viral intrahospitalaria.

Esta es una prueba de serología que se realiza en base a una extracción de sangre.  La detección de estos anticuerpos IgG ayudará a determinar si una persona estuvo previamente infectada con el virus que causa COVID-19.

En la segunda etapa a los pacientes que arrojaron resultado negativo en la primera prueba se les practicará el test de PCR, que se realiza a partir de un hisopado y brinda diagnóstico de infección aguda. El objetivo es detectar al sector de trabajadores asintomáticos, que están cursando la enfermedad, a fin de tener las herramientas para actuar y controlar la cadena de transmisión del virus.