Reorganización en la atención del Hospital San Bernardo en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19

A la habitual atención para pacientes agudos y politraumatizados, el hospital se reorganiza para satisfacer la creciente demanda de pacientes sospechosos o positivos para covid-19.
Acciones que se llevaron a cabo:
– Se acondicionó un sector exclusivo para atención a pacientes con sospecha de Covid-19, que cuenta con un consultorio para diagnóstico de la patología con ingreso y sala de espera independiente; en caso de ser necesaria la hospitalización se encuentran habilitadas unidades exclusivas para pacientes aislados.
El establecimiento amplió la dotación de camas contando actualmente con 50 para pacientes leves y moderados; y 20 camas para internación de pacientes graves.
– Se apostó sobre calle José Tobías una carpa que cumple la función de triage de ambulancias para pacientes respiratorios con derivación, no se realizan consultas ambulatorias.
Esta iniciativa fue coordinada entre el nosocomio y el Samec a fin de generar un espacio para la eventual atención a pacientes sospechosos o positivos con síntomas leves, a la espera de derivación correspondiente.
– Se dispuso la puesta en marcha un operativo de seguridad en las afueras del hospital con el objetivo es resguardar al personal de la salud, pacientes y visitas en general, además de evitar actos de vandalismo o cualquier hecho de violencia.
Incorporación de personal, a fin de cubrir la demanda vigente, los mismos fueron capacitados en: manejo de residuos patológicos y elementos de protección personal.
– Instalación de dos carpas en el sector de estacionamiento de gerencia, sobre calle Mariano Boedo, y en estacionamiento con ingreso por la guardia. Ambas trabajarán independientemente del funcionamiento habitual del hospital. Las mismas serán acondicionada para recibir pacientes leves con COVID-19, ampliando significativamente la capacidad de camas en el establecimiento sanitario de referencia en esta ciudad.
– Se evaluará la redistribución del Sistema de Derivación para optimizar Derivaciones de pacientes graves, que requieran UTI, a los hospitales Papa Francisco, Oñativia o del Milagro, resguardando, de este modo, la UTI COVID del HSB para patologías que no puedan ser resueltas en otros hospitales.