«No dejar a nadie atrás», el lema del Día Mundial de los Cuidados Paliativos 2021

“Los Cuidados Paliativos son un abordaje integral para personas con enfermedades amenazantes y limitantes para la vida, que apuntan a prevenir y aliviar el sufrimiento que estas condiciones generan en el paciente y en su red afectiva, y a mejorar la calidad de vida. Se trata de un cuidado centrado en la persona –teniendo en cuenta sus valores y derechos-, que se brinda desde equipos interdisciplinarios, teniendo en cuenta aspectos físicos, psicosociales, éticos y existenciales”.

En Salta contamos con Cuidados Paliativos en el ámbito público, con un equipo especializado, de dedicación exclusiva, en el Hospital San Bernardo, desde el año 2013. El mismo se compone de médicos, enfermería y psicología, con una formación especializada para responder a las necesidades específicas de estos pacientes.

En el Hospital Público Materno Infantil existe un equipo en conformación, dedicado a la atención pediátrica.

El lema de este año a nivel mundial, es «NO DEJAR A NADIE ATRÁS» y apunta a generar equidad en el acceso a los Cuidados Paliativos. Esto surge del análisis de que, en la región latinoamericana y en nuestro país, solo el 10% de los pacientes con necesidad de atención paliativa acceden a servicios capaces de dar respuesta.

 

En el interior de nuestro país, en particular, es muy escaso el recurso humano formado. El Servicio de este hospital es el de referencia desde el Programa Nacional de Cuidados Paliativos del Instituto Nacional del Cáncer (Ministerio de Salud de la Nación), y atiende a los pacientes de toda la Provincia. Sostiene una atención continua con los pacientes del interior, por medio de un celular de contacto, y procurando armar redes con los hospitales del interior, para favorecer el mejor control de los síntomas en el lugar de origen de cada familia.

Se trabaja por medio de interconsulta con los pacientes hospitalizados en los distintos servicios del hospital: Cirugía, Oncología, Clínica, Cardiología, Hematología. Por medio de consultorio externo para el seguimiento ambulatorio de casos. Y en forma articulada con el equipo de Atención Domiciliaria, que continúa la asistencia en casa, acompañando y entrenando a la familia en los cuidados. Así mismo, se trabaja en conjunto con el Hospice Casa de la Bondad (Fundación Manos Abiertas), que tiene un convenio de colaboración mutua con el hospital. Allí se derivan pacientes para el cuidado especializado en el final de la vida, cuando no cuentan con recursos o con red afectiva que pueda ocuparse del cuidado.

Con todos estos recursos se apunta a responder a los ejes principales de la filosofía paliativa: cuidado compasivo y competente, alivio del sufrimiento, respeto por valores y preferencias de cada persona, mejoría de la calidad de vida.

Foto: Lic. Verónica Pais (enfermera). Lic. Ana Cobo Roncal (psicooncóloga). Dra. Ana Sulca (médica de familia). Dr. Roberto Tordoya (médico, Jefe del Programa de Salud)