Lanzan la campaña «Octubre en tu seno» para la detección temprana del cáncer de mama

El hospital San Bernardo invita a las mujeres a realizarse el autoexamen de mama para prevenir el cáncer a través de la campaña de sensibilización «Octubre en tu seno».

La iniciativa consistió en la presentación y exposición de un retrato artístico de la paciente recuperada Roxana Vilte, de autoría del fotoperiodista Javier Corvalán y la producción de la promotora de salud Karina Brito. En la oportunidad el médico especialista en mastología, Matías Martel, señaló que -a pesar de que el cáncer de mama es una de las principales causas de muerte de mujeres en la Argentina- es una patología que puede curarse si se detecta tempranamente, una posibilidad factible de realizarse en el hogar a través del autoexamen mamario.

La campaña pretende hacerse extensiva a los hospitales del interior para sensibilizar a la comunidad sobre la importancia del autocuidado, especialmente en el contexto de pandemia que torna dificultosa la consulta al especialista.

En el acto de lanzamiento estuvieron presentes el ministro de Salud, Juan José Esteban; el subgerente del hospital, Fernando Cardos; el gerente de Atención a las Personas, Esteban Saicha, y el jefe del Programa de Ginecología, Guillermo Ortiz, entre otros profesionales de la salud.

Sobre el cáncer de mama

El objetivo de la campaña es la detección precoz de la patología, a través de la difusión de información sobre la importancia de las revisiones periódicas y las técnicas de autoexploración mamaria.

El cáncer de mama afecta mayoritariamente a mujeres de entre 45 y 70 años de edad y se sabe que algunos factores aumentan el riesgo de su aparición: tener antecedentes personales de cáncer de mama o de enfermedad benigna de mama, ser mayor de 50 años, antecedentes familiares de cáncer de mama, tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o el pecho. También el tratamiento con hormonas, como estrógeno y progesterona, menstruación a edad temprana, edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber tenido hijos.

Otros factores que aumentan las posibilidades de tener cáncer de mama son el sobrepeso, el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo de alcohol en proporciones mayores a las recomendadas. El cáncer hereditario representa alrededor del 5-10% de todos los casos de cáncer de mama. Algunos genes mutados relacionados con este tipo de cáncer son más comunes en ciertos grupos étnicos.

El cáncer de mama es un tipo de tumor maligno que afecta el tejido glandular mamario. Éste se produce por la multiplicación y crecimiento exagerado y descontrolado de células malignas en la zona de las mamas. Se trata de uno de los tumores más frecuentes y se ha transformado en una de las principales causas de muerte en mujeres de nuestro país.

Los signos de advertencia del cáncer de mama pueden ser distintos en cada persona e inclusive no existir en algunos casos. Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo), aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama, irritación o hundimientos en la piel de la mama, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama, hundimiento del pezón o dolor en esa zona; secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre; cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama; dolor en cualquier parte de la mama.

Una vez detectada alguna anormalidad es necesario que la mujer consulte al centro asistencial de su zona donde le informarán los exámenes necesarios para confirmar el diagnóstico y -en caso de necesidad- derivarla a los servicios de atención de esta patología. En caso de realizarse una mastectomía (extracción de la mama) el sistema público de salud ofrece la posibilidad de efectuar una cirugía estética reconstructiva.