El hospital San Bernardo garantiza la atención de la salud integral de la mujer

Nuestra institución provee servicios que aseguran el derecho de las mujeres a una sanidad digna para su desarrollo integral, contando con un programa de Ginecología, del cual dependen los servicios de Ginecología y de Citodiagnóstico, y una oficina hospitalaria que se decica exclusivamente a la atención de casos de violencia basada en el género.

En el consultorio de Ginecología, se atiende de lunes a viernes de 8 a 16. Los turnos se obtienen a través de la línea telefónica gratuita 148.

También hay un consultorio exclusivo para colocación y extracción de dispositivo intrauterino de anticoncepción (DIU) e implante de otros métodos anticonceptivos. La atención es a demanda, los lunes de 8 a 12.

El consultorio de Adolescencia funciona los miércoles, a partir de las 10, con turnos gestionados a través de la línea 148.

La atención en el consultorio de Uroginecología es de lunes a viernes, con turnos por la línea 148.

Se cuenta también con un consultorio de Patologías Mamarias, que brinda atención los lunes y miércoles. Los turnos se gestionan por la línea 148.

En el servicio de Citodiagnóstico se toman muestras para examen de Papanicolaou, los martes, jueves y viernes. Los turnos deben solicitarse por la línea 148. El consultorio de PAP atiende los lunes y miércoles, con turnos por línea 148.

Oficina Hospitalaria de Violencia contra la Mujer

El hospital San Bernardo tiene una Oficina de Violencia contra la Mujer (OHVM), con un equipo interdisciplinario dedicado a la oportuna detección e inmediato abordaje de casos de mujeres que sufren algún hecho de violencia de género.

Es un dispositivo interno, dependiente del Programa Comunitario, que ofrece atención y servicio todo el año, las 24 horas, mediante la aplicación de un protocolo específico diseñado y mejorado en forma permanente. Este protocolo tiene un enfoque que aborda cada caso desde los puntos de vista legal, médico, psicológico, social y administrativo, garantizando la calidad y efectividad en la asistencia.

El dispositivo mantiene una relación directa con el Ministerio Público Fiscal, lo que permite agilizar el proceso de actuación judicial. Desde la OHVM se realiza la carga directa de cada denuncia, aliviando la burocracia para la mujer que sufre violencia y evitando su revictimización.

Actualmente el seguimiento integral de cada caso incluye también comunicaciones con las comisarías para corroborar el complimiento de consignas policiales, exclusiones del hogar y detenciones preventivas de agresores.

Desde la creación de la OHVM, en abril de 2017, se asistieron más 745 mujeres, que fueron asesoradas y contenidas por el equipo de profesionales. Durante 2020 fueron 135 las mujeres asistidas y en lo que va de 2021, un total de 18.