Día Mundial del Lavado de Manos: la mejor forma de prevenir la propagación del virus COVID-19

El Comité de Prevención y Control de Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud (IACS) del Hospital San Bernardo destaca la importancia que cobra en la coyuntura actual la concientización sobre el lavado de manos.

Debido a la pandemia de coronavirus, la higiene personal se convirtió en la principal herramienta de prevención y este año el Día Mundial del Lavado de Manos cobra una relevancia sin precedentes. El objetivo es concientizar a la población que un acto tan simple como lavar las manos con agua y jabón puede salvar vidas.

Es un hábito imprescindible para reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria. La baja adherencia a la misma constituye en nuestro país y en el mundo, una causa relevante de muertes evitables.

Frente a la situación epidemiológica actual, el lavado de manos es la primera línea de defensa y la mejor forma de prevenir la propagación y transmisión de la enfermedad por Covid-19.

Higienizar nuestras manos frecuentemente y antes de llevarlas a la boca, nariz y ojos es, sin lugar a dudas, el método de higiene personal más importante para prevenir el contagio de este virus.

Desde el hospital San Bernardo a través del IACS trabajamos para promover y concientizar sobre la importancia de la higiene de las manos.

El lavado de manos paso a paso:

  1. Mojate las manos con agua de red o potabilizada.
  2. Enjabonate (cualquier jabón sirve para eliminar los gérmenes).
  3. Frotate muy bien las manos 20 segundos, incluidas las muñecas.
  4. Enjuagate con abundante agua.
  5. Secate con una toalla limpia, papel descartable o agitando las manos.

¿Cuándo hay que lavarse las manos?

  • Después de ir al baño o de cambiarle los pañales al bebé.
  • Antes de comer, y después de manipular basura o desperdicios.
  • Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Luego de haber tocado dinero, llaves, pasamanos, animales, etc.