12 de Mayo – Día Internacional de la Enfermería

En tiempos de COVID-19, el hospital San Bernardo y el Programa de Enfermería destacan la importancia de la profesión para el sistema de salud y promueven la formación y capacitación permanente de las y los enfermeros.

El Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al año 2020 como Año de la Enfermería, al cumplirse el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada la precursora de la enfermería profesional moderna.

Nightingale (1820-1910) fue una enfermera, escritora y estadística británica que tuvo un rol preponderante durante la Guerra de Crimea (1853-1855) cuando constató cómo los soldados morían más por infecciones que por las heridas recibidas en el campo de batalla.

200 años más tarde, la pandemia de COVID-19 sitúa nuevamente a los profesionales de la enfermería en un lugar central, no solo porque vuelven a estar en la trinchera, sino también porque pone de manifiesto la necesidad de que los sistemas de salud cuenten con recurso humano suficiente y capacitado.

En 2015 expertos de la OPS/OMS advirtieron que muchos países enfrentan un déficit de personal de enfermería, lo que supone un obstáculo para que todas las personas de la región tengan acceso y cobertura universal de salud.

Teniendo en cuenta la importancia los factores mencionados, en marzo de 2020 la gerencia del hospital San Bernardo gestionó ante el Ministerio de Salud de Salta la incorporación de 30 profesionales de la enfermería. También habilitó la plataforma Moodle para garantizar la continuidad de las capacitaciones previstas para este año en el marco del aislamiento social obligatorio, muchas de las cuales fueron presentadas desde el Programa de Enfermería de la institución.

 

Investigación en curso

En el marco de la efemérides, destacamos el trabajo que desarrollan los enfermeros Susana Balderrama, Matías Barrionuevo y Padro Cata, del Servicio de Clínica Médica de Varones, quienes buscan protocolizar el tratamiento de las úlceras por presión, una lesión que cuando se complica evoluciona en sepsis, cuadro que pone en grave riesgo la vida.

Las úlceras por presión son lesiones que resultan de una presión prolongada sobre la piel y los tejidos, asociadas a afecciones médicas que imposibilitan los cambios de posición. Generalmente se observan en la recuperación de los politraumatismos por siniestros viales, en pacientes que sufrieron un accidente cerebro vascular (ACV) o en las personas con movilidad reducida, como por ejemplo en quienes tienen obesidad mórbida.

La investigación basada en evidencia científica busca establecer el tratamiento más efectivo para curar este tipo de lesiones.